dom. Nov 28th, 2021

 

Cuando el dolor deja de responder al paracetamol o a los antiinflamatorios como el ibuprofeno, uno de los analgésicos que más se receta en las consultas de Atención Primaria y en las Unidades de Dolor es el tramadol.

¿Qué es el tramadol?

Es un analgésico opioide que tiene efecto sobre la percepción de dolor tanto donde se produce la lesión como en el sistema nervioso central y el periférico. Actúa sobre la velocidad de transmisión y la intensidad de la señal dolorosa haciendo que «sientas» menos dolor. Empezará a hacerte efecto un poco después de tomártelo y notarás alivio (no siempre completo) durante 6-8 horas dependiendo de la concentración y la velocidad de

liberación del medicamento que tomes.

Es un fármaco que está indicado para controlar el dolor severo que está incluido en el segundo escalón de la escalera analgésica de la OMS que es la estrategia farmacológica que seguimos habitualmente los profesionales de la salud dedicados al tratamiento del dolor.

tramadol indicaciones y efectos secundarios

Es importante que sepas que el Tramadol no tiene ningún efecto antiinflamatorio: no previene ni disminuye la inflamación de los tejidos.

¿Cuál es la composición del tramadol?

El principio activo del tramadol (Tramadol Clorhidrato) está presente en muchos medicamentos y tus médicos podrán recetártelo bajo distintos nombres comerciales y presentaciones: cápsulas, comprimidos efervescentes, gotas, inyectable… en distintas concentraciones (50, 100, 150, 200 mg).

Las concentraciones más altas suelen ser de liberación prolongada «retard» que alarga el efecto de su principio activo y están especialmente indicadas para controlar dolor continuo de mayor intensidad.  Estos fármacos  «retard» se suelen tomar “a piñón fijo” cada 12 horas hasta que la mejoría permita ir reduciéndolas siempre con supervisión médica.

Vademecum del tramadol

Una consulta rápida a las presentaciones en el vademecum del tramadol nos devuelve más de 70 presentaciones distintas bajo los nombres comerciales de Adolonta (Grünenthal), Ceparidin (Arafarma), Gelpar, Dolotradol (Ferrer), Tioner (Gebro Farma), Tradonal (Meda Pharma), Zytram (Mundipharma)…

Además de los medicamentos genéricos que incluyen el tramadol fabricados por laboratorios como Aristo, Asta Médica, Cinfa,  Kern Farma, Normon, RatioPharm, Teva o Sandoz. Sea cual sea su nombre comercial, todos tienen indicaciones parecidas, efectos similares y tienen las mismas contraindicaciones y recomendaciones de uso.

¿Qué es el tramadol paracetamol?

Lo más habitual es que te receten el Tramadol combinado con paracetamol. Además de los genéricos «Tramadol Paracetamol» podrán recetarte Diliban (Gebro), Dupatrac, Pazital (Gebro), Pontalsic (Bayer), Tracimol (Ferrer), Traparac (Teva) y el más popular: Zaldiar (de Grünenthal)

Es un medicamento potente y para conseguirlo necesitas receta. Te recomendamos que no lo compres por internet a desconocidos. Es uno de los fármacos que actualmente más se está falsificando en la red.

¿Cuándo tomar tramadol? Indicaciones

Es un medicamento «todoterreno». Está indicado tanto para el dolor neuropático como la ciática como para el dolor nociceptivo (artrosis) y o el dolor mixto como el dolor lumbar crónico. El tramadol permite controlar bien y a dosis bajas el dolor moderado. Al tener menos concentración de principio activo, las presentaciones Tramadol/Paracetamol nos permiten hacer un mejor ajuste de la frecuencia de toma al grado de dolor cada día.

¿Cómo tomar el tramadol? Recomendaciones

Recuerda que es analgésico opioide -débil, menos potente que otros- pero que como todo opioide tiene sus reglas de uso.

NO TOMES POR TU CUENTA MÁS DOSIS NI CON DISTINTA FRECUENCIA QUE LA QUE TE HAYA RECOMENDADO TU MÉDICO. El tramadol podría no eliminar completamente tu dolor pero lo reducirá en parte haciéndolo más llevadero. Consulta siempre a tu médico. La automedicación con este fármaco puede ser perjudicial para tu salud

INICIA EL TRATAMIENTO CON DOSIS MUY BAJAS y si lo necesitas, tu médico establecerá un plan progresivo hasta que consigas una mejora sin sufrir efectos adversos. Menos es más, mejor empezar con dosis bajas hasta a siguiente visita al médico.

SI REDUCES LA DOSIS DEL TRAMADOL (O LO ELIMINAS) HAZLO SIEMPRE PROGRESIVAMENTE. Hazlo despacio, con reducciones parciales muy progresivas cada semana o dos semanas hasta eliminarlo por completo SIEMPRE, SIEMPRE, SIEMPRE con estrecho control y seguimiento de vuestro médico de familia o de vuestro especialista en dolor… nunca por vuestra cuenta y riesgo!! Así evitarás el temido síndrome de abstinencia por la suspensión brusca de opioides.

No tomes tramadol si estás embarazada o en periodo de lactancia o si eres menor de 16 años o  tienes alergia o hipersibilidad a los opiáceos. Tampoco deberías tomarlo si tienes insuficiencia respiratoria severa, problemas hepáticos o sufres epilepsia y no la están controlando tus médicos…

Qué efectos secundarios puede tener el tramadol

Es posible que el tramadol te siente mal desde la primera pastilla y sientas nauseas, vómitos y sensación de mareo, somnolencia… Lo que hará que sea difícil que quieras continuar con el tratamiento…. En esta situación es importante que valores el grado de tus molestias: si son verdaderamente importantes deja de tomarlo inmediatamente y consulta lo antes posible con tu médico.

Si son leves (boca seca, dolor leve de cabeza, sudoración…) intenta aguantar unos días para dar tiempo a tu cuerpo a acostumbrarse. Es decir, a desarrollar «tolerancia» a los efectos secundarios del principio que luego, en nuestra experiencia, se van reduciendo.

Por otra parte, el tramadol -como el resto de opioides- tiene como efecto secundario más frecuente el estreñimiento: es probable que necesites un suplemento de fibra o incluso, laxantes (Movicol, Molaxole, Duphalac, Lactitol). Es importante que aumentes la toma de líquidos en tu dieta.

¿El tramadol engorda?

En internet podrás leer información muy contradictoria. Aunque algunos pacientes opinan que el tramadol engorda, lo más frecuente es precisamente lo contrario: que pierdas peso durante el tratamiento y al finalizarlo, engordes al recuperar el apetito.

Tu médico será el que mejor pueda valorar lo que te está ocurriendo… pero si aumentas de peso durante tu tratamiento con tramadol… lo más probable es que se deba a un cambio en tu alimentación o hábitos de vida…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *