Problemas de piel por las mascarillas…

Problemas de piel por las mascarillas…

septiembre 17, 2020 0 Por Alberto Bailón

¿Has notado que con el uso de la mascarilla te salen más granitos? Eso es un fenómeno llamado maskné: acné debido a usar las mascarillas de protección respiratoria. El término hace referencia a “mask” (mascarilla) y “acne” (acné), y lo sufren todo tipo de pieles: desde las más grasas a las secas.

Pero, ¿por qué nos sale acné por usar una mascarilla? Por dos razones: el roce mecánico de la mascarilla y la piel y la proliferación bacteriana que aumenta al llevar la piel cubierta. Ambas razones son un cóctel que acaba derivando en los molestos granitos.

Igual te has sentido tentada de hacer una rutina astringente y para piel grasa para eliminarlos. ¡Alto! Sería contraproducente. Te contamos las claves para tratarlos.

 

Maskné: acné por el uso de mascarillas

Cómo prevenir y tratar el maskné

  1. Cambia la mascarilla de protección a menudo. El sudor y la humedad de la respiración que se acumulan entre la piel y la mascarilla son el caldo de cultivo perfecto para que las bacterias causantes del acné proliferen. Respeta los tiempos de uso recomendados de las mascarillas respiratorias y cámbialas a menudo.
  2. Limpia la piel de forma suave dos veces al día. Elige un limpiador sin jabón adecuado para tu tipo de piel y evita el agua micelar durante el brote de granitos. Por ejemplo, el limpiador facial de Cerave, disponible en gel espumoso para piel normal a grasa y gel limpiador hidratante para piel normal a seca. Truco: Cuando llegues a casa, haz la limpieza justo después de quitarte la mascarilla.
  3. Mantén la piel libre de humedad. Puedes usar un tissue de papel durante el día para secar el sudor y humedad acumulada. Hazlo a toques, sin restregar.
  4. Hidrata la piel con un producto adecuado. Aunque parezca que entra en conflicto con el punto anterior, son dos temas diferentes. Elige una hidratante ligera, con ingredientes que reparen la barrera de la piel (por ejemplo ceramidas). Una buena idea de hidratante en este caso es la Crema de agua de Uriage, disponible en versión ligera para todo tipo de pieles (especialmente normales a mixtas) y versión rica para pieles secas o muy secas. Déjala secar completamente antes de ponerte la mascarilla.
  5. Introduce un exfoliante suave en tu rutina. Una o dos veces a la semana, es recomendable utilizar un exfoliante suave para eliminar células muertas y ayudar a incentivar la renovación celular. Esto ayudará a que la barrera de piel esté más cohesionada y sea más resistente cuando las bacterias del acné quieran instalarse. Un buen exfoliante para empezar son las ampollitas Night renew de Martiderm, un formato muy práctico.

MartiDerm-Platinum-Night-Renew-30ampollas-1_5ddbd8de70835